Los errores más frecuentes en la Renta 2017

Vamos a analizar algunos puntos que,por descuido o desconocimiento,suelen llevarnos a cometer los errores más frecuentes en la renta.

¿Es necesario que presente la declaración de IRPF 2017?

Bien nos encontramos con varios escenarios. Veamos cuándo tenemos que presentar la declaración:

  • Si solo hemos tenido un pagador durante 2017:  si superamos los 22.000€ anuales brutos.
  • Si tenemos más de un pagador: si hemos percibido sueldo de varias empresas o profesionales, y la suma del segundo pagador en adelante supera la cifra de 1.200€ brutos.
Es importante destacar aquí que los pagos recibidos de la Seguridad Social, como los de desempleo, tienen el carácter fiscal de “segundo pagador”, por lo que debemos tenerlos en cuenta a la hora de calcular si tenemos que presentar la declaración o no.

¿Has aplicado todas las deducciones?

Aunque el impuesto es de carácter estatal, hay una parte cedida a las CCAA, y éstas aplican deducciones diferentes. En este enlace podrás acceder a todas las deducciones que aplican las CCAA para que no olvides ninguna.

También recuerda, que de forma estatal también podemos aplicar deducciones y reducciones, así que si no leíste nuestro post sobre este tema, es hora de hacerlo ;).

 

No olvides tu segunda residencia.

En función del tiempo que ha estado alquilada y disponible para el propietario, del valor catastral de la vivienda y del tipo marginal aplicable, el programa Renta Web nos imputará una renta por ello.¡ Olvidarnos nos puede traer sanciones! Si ha estado alquilada, también debemos imputarnos este ingreso como “rendimiento del capital inmobiliario”. De igual modo, podremos deducir los gastos que se hayan ocasionado por haberla alquilado. Si tienes dudas, contacta con nosotros.

 

Si has cobrado prestación por desempleo, debes incluirla.

Es frecuente que olvidemos consignar el importe abonado por la Seguridad Social en concepto de prestación o subsidio por desempleo. Ninguno de los dos está exento, tributando como rendimientos del trabajo.

 

Hablemos de las ganancias y pérdidas patrimoniales.

Otro de los errores más frecuentes en la renta es no incluir ciertos “ingresos” como las subvenciones recibidas por adquisición de vivienda de protección oficial, subvenciones para rehabilitar la vivienda habitual o defectos estructurales, plan Pive o  la Renta Básica de Emancipación.

 

¿Qué pasa si he heredado en 2017?

Para evitar una doble imposición, por aplicar el impuesto de sucesiones y el IRPF, debemos tributar solo en determinados casos. Imaginemos que heredamos una cuenta corriente con 10.000 y un inmueble urbano. Por esto ya tributamos por sucesiones y donaciones, no tendríamos que consignar estos importes en el IRPF 2017. Sin embargo, si la cuenta corriente nos ha generado intereses, sí tendríamos que incluir este importe dentro de los rendimientos del capital mobiliario. En el caso del inmueble debemos imputar una renta como segunda residencia, como ya hemos explicado anteriormente.

 

Espero que este post haya aclarado algunas dudas sobre los errores más frecuentes en la renta, pero si no es así siempre puedes contactar conmigo aquí.

¡Hasta el próximo post!